domingo, 20 de mayo de 2018

Flight to Tangier (Vuelo a Tánger) - (1953) - (Director: Charles Marquis Warren)



Título original: Flight to Tangier

Título en España: Vuelo a Tánger

Año:1953

Duración: 86 min.

País: Estados Unidos.

Dirección: Charles Marquis Warren.

Guion: Charles Marquis Warren.

Música: Paul Sawtell.

Fotografía: Ray Rennahan.


Reparto:

Joan Fontaine, Jack Palance, Corinne Calvet, Robert Douglas, Marcel Dalio, Jeff Morrow, Richard Shannon, Murray Matheson, John Doucette, John Pickard, James Anderson, Bob Templeron, Peter Coe, Madeleine Taylor Holmes, Jerry Paris.


Productora: Paramount Pictures / Nat Holt Productions.

Género: Thriller.


Sinopsis:


En el aeropuerto de Tánger, una serie de personas espera la llegada de un misterioso avión que viene de detrás del telón de acero. Entre el comité de bienvenida está Susan, una americana, Gil Walker, un piloto, Danzer, que trabaja en el mercado negro y Nicki, su novia. El avión se estrella. No se encuentran supervivientes, ni siquiera cuerpos...







Comentarios:


Escrita y dirigida por el director y guionista Charles Marquis Warren (Hellgate, Arrowhead, Charro) y filmada por Ray Rennahan, uno de los grandes fotógrafos de Technicolor. En su argumento un agente del FBI busca una carta de crédito con valor de tres millones de dólares. No está solo en el asunto, ya que el dinero involucra a una serie de misteriosos personajes. El film fue rodado en el sistema de 3-D por Paramount. El escenario es Tánger, aunque el rodaje se realizó en Hollywood.




Alabada por los hermanos Coen, "Flight to Tangier", es un modesto thriller de serie B, con un estupendo reparto, encabezado por una madura pero bellísima Joan Fontaine, la espectácular y sensual, Corinne Calvet y donde sobresale Jack Palance, con su poderoso físico en uno de sus ambiguos papeles habituales. El elenco también incluye a Robert Douglas, Marcel Dalio, Jeff Morrow y John Pickard.




Afortunadamente, las debilidades de la película se ven contrarrestadas por el buen ritmo de la historia, las escenas nocturnas magníficamente iluminadas y el atractivo elenco. Fontaine y Calvet solo tienen un cambio de vestuario en toda la película, pero nunca se ven menos encantadoras. (Me gustó mucho el conjunto rosado y blanco de Fontaine.) La trama se pone un poco confusa a veces, haciendo un seguimiento de todos los personajes y sus motivaciones, pero me parece una película muy digna y entretenida.






Trailer:



Calificación: 3 de 6.

miércoles, 16 de mayo de 2018

Son of Dracula (El hijo de Drácula) - (1943) - (Director: Robert Siodmak)



Título original: Son of Dracula

Título en España: El hijo de Drácula

Año: 1943

Duración: 77 min.

País: Estados Unidos.

Dirección: Robert Siodmak.

Guion: Eric Taylor, Curt Siodmak (historia original)

Música: Hans J. Salter.

Fotografía: George Robinson.


Reparto:

Lon Chaney Jr., Robert Paige, Louise Allbritton, Evelyn Ankers, Frank Craven, J. Edward Bromberg, Samuel S. Hinds, Adeline De Walt Reynolds, Pat Moriarity, Etta McDaniel, George Irving.

Productora: Universal Pictures.

Género: Terror.

Sinopsis:

Kay, una joven muy interesada en cuestiones brujeriles, espera la visita en su casa de un invitado ilustre procedente de Hungría, el conde Alucard (si el lector lee el nombre al revés, verá quién se oculta bajo tan raro apellido). Pero la noche en que debe llegar se suceden extraños acontecimientos: una vieja anciana con poderes de adivinación muere, y el padre de Kay sufre un ataque al corazón; todos estos sucesos inquietan a Frank, el prometido de la chica, que la nota muy rarita últimamente.





Comentario:

La mejor película de suspense de Universal en 1940 fue una rara colaboración entre los hermanos Robert y Curt Siodmak. Robert, que dirigió, inyecta sus sensibilidades del cine negro en el género de terror. Hace de "Son of Dracula" una imagen visualmente y temáticamente oscura con un final pesimista. La idea es incluir en la trama elementos propios del ‘noir’. En efecto, Kay hace las veces de ‘femme fatale’, como mujer manipuladora que se atreve a utilizar al mismísimo conde Drácula para sacar adelante sus inconfesables planes. Y así los amores cruzados elevan notablemente el nivel de esta serie B de la Universal. A pesar de sus extravagantes transformaciones de murciélago y su remolino de niebla, a menudo se siente más como un cine negro tradicional.




Originalmente llamada "Destiny", el productor George Waggner abandonó el proyecto debido a retrasos con la filmación de "El fantasma de la ópera". Alan Curtis, quien originalmente fue elegido como el novio de Katherine, se lesionó la rodilla y fue reemplazado por Robert Paige. Curt Siodmak fue despedido por lo que llamó "rivalidad entre hermanos" con su hermano mayor y solo recibió un crédito de "historia original" (aunque algunos de los diálogos suenan como si lo hubiera escrito).




Robert Siodmak realza la película con algunas escenas impresionantes. La más famosa es cuando Katherine espera mientras el ataúd de Alucard asciende a la superficie de un pantano. La niebla emerge del ataúd y se transforma en Alucard. Luego se para en la parte superior del ataúd, flotando hacia Katherine, como una especie de realeza vampírica. Hay una calidad misteriosa y soñadora en la escena que perdura mucho después de que termina la película.




Ciertamente, Son of Dracula tiene sus fallos, Universal hizo otras entretenidas películas de terror en la década de 1940, como "House of Frankenstein" y "House of Dracula". Pero" Son of Dracula" sigue siendo el mejor relato de terror serio del estudio y se erige como un testimonio del talento de los hermanos Siodmak. 




Trailer:




Calificación: 3 de 6.

miércoles, 2 de mayo de 2018

Bedlam (Bedlam, hospital psiquiátrico) - (1946) - (Director: Mark Robson)


Título original: Bedlam

Título en España: Bedlam, hospital psiquiátrico

Año: 1946

Duración: 79 min.

País: Estados Unidos.

Dirección: Mark Robson.

Guion: Val Lewton, Mark Robson.

Música: Roy Webb.

Fotografía: Nicholas Musuraca (B&W)


Reparto:


Boris Karloff, Anna Lee, Billy House, Richard Fraser, Glen Vernon, Ian Wolfe, Jason Robards Sr., Leyland Hodgson, Joan Newton, Elizabeth Russell.


Productora: RKO Radio Pictures.

Género: Terror.


Sinopsis:


Londres, año 1761. A pesar de que el manicomio de Bedlam es un lugar siniestro y dejado de la mano de Dios, se ha convertido en un lugar de peregrinación para la clase alta londinense, que se divierte observando con pavor a los enfermos recluidos allí. Nell Bowen (Anna Lee), horrorizada al ver el trato que reciben los pacientes, hará todo lo posible por mejorar las condiciones del centro. Pero el director del manicomio, el siniestro e inquietante Simas (Boris Karloff), intentará acallarla asegurando que tiene perturbadas sus facultades mentales.





Comentario:

Después del éxito de "The Body Snatcher" y con "Isle of the Dead" finalmente terminada y lista para ser lanzada, RKO decidió 'recompensar' a Lewton aumentando su presupuesto para lo que resultaría ser su última película B horror para ellos. Además de recibir $350,000, a Lewton también le dieron 8 asombrosos meses de post-producción, algo inaudito para una película B en ese momento.



Siguiendo a "Isle of the Dead" y "The Body Snatcher", "Bedlam" fue otra película 'de época' con asombrosa atención al detalle, y al igual que "Isle of the Dead" también se inspiró en una pintura - Bedlam Plate 8 de William Hogarth: El progreso del rake . El guión fue escrito por el director Mark Robson y Val Lewton, bajo su seudónimo de Carlos Keith, y al parecer también se inspiró en las escrituras de Casanova y el poeta inglés Nicholas Breton. Si bien el diálogo está muy logrado, inicialmente fue criticado por tener demasiada "altura", aunque ahora se le considera entre los mejores trabajos de Lewton. Lewton también reunió a algunos colegas familiares y de confianza, incluido el compositor Roy Webb, que proporciona una puntuación propiamente barroca y el director de fotografía Nicholas Musuraca. El elenco también se comprometió con algunas caras conocidas, como Jason Robards, Elizabeth Russell y Skelton Knaggs.



Desafortunadamente, los ocho meses extra que Lewton tuvo para montar la película en postproducción conspirarían para robarle a la película su audiencia potencial. Las audiencias posteriores a la guerra querían realismo: querían que les recordaran que estaban vivos y que estar vivo era algo bueno y bla, bla, bla. En otras palabras, nadie quería ver películas de terror y recordar que el mundo podría ser un lugar peligroso y aterrador. Malas noticias para "Bedlam", que fue comercializada como una película de terror: sus espeluznantes carteles que chirrían visualmente sobre la promesa de ver "¡Belleza a la merced de los locos!" Y "La impactante verdad sobre la famosa House of Horrors del siglo XVIII de Londres, donde ¡solo la muerte podría liberar a sus presos sin esperanza de las horribles y lujosas torturas de un maestro en monstruosidad!.



Lo que muchos no se dieron cuenta, para disgusto de su estrella Karloff, fue que "Bedlam" era realmente una película de mensajes delicadamente elaborada, aunque a menudo espeluznante y sádica, sobre los malos tratos a los enfermos mentales. En este sentido, "Bedlam" estaba muy adelantada a su tiempo: abordaba cuestiones de las que la mayoría de las películas de esta época solo eludirían. Según una entrevista con la estrella Anna Lee en una edición de 1991 de "Science Fiction Stars and Horror Heroes": "Boris solía enojarse cuando la gente lo llamaba una película de terror. Dijo: "No es una película de terror, es una película histórica", y tenía razón, Bedlam marcó la colaboración final entre Karloff y Lewton: un final apropiado para una asociación más fructífera. Karloff recibió excelentes críticas por su actuación, y tal vez debido a su exitoso trabajo con Lewton, ganó tres papeles principales al año siguiente en tres películas principales de gran presupuesto: La vida secreta de Walter Mitty, Atrapado e Inconquistado. Su segundo ómnibus "terror", titulado And the Darkness Falls, fue lanzado para coincidir con Bedlam, y también fue recibido favorablemente.



Martin Scorsese ha dicho que los fanáticos del cine que no les gustan las películas de terror no pueden ser verdaderos fanáticos del cine. Las películas de terror son películas en su forma más visceral, jugando con nuestros cuerpos y nuestras mentes, provocando reacciones. En estos días llenos de salpicaduras de maldiciones ridículas y sangrías incontroladas, las películas de terror no afectan nuestra imaginación como lo hicieron estas películas antiguas. Al final, su resistencia es evidente de los sustos duraderos que inspiran. Incluso su falta de color le da al espectador algo más espeluznante, algo sacado de los terrores de la noche.




Trailler:




Calificación: 4 de 6.

jueves, 19 de abril de 2018

Isle of the Dead (La isla de la muerte) - (1945) - (Director: Mark Robson)



Título original: Isle of the Dead

Título en España: La isla de la muerte

Año: 1945

Duración: 71 min.

País: Estados Unidos.

Dirección: Mark Robson.

Guion: Ardel Wray.

Música: Leigh Harline.

Fotografía: Jack MacKenzie (B&W)

Reparto:

Boris Karloff, Ellen Drew, Marc Cramer, Katherine Emery, Helen Thimig, Alan Napier, Jason Robards Sr., Ernst Deutsch.

Productora: RKO Radio Pictures.

Género: Drama. Terror.


Sinopsis:


1912. La guerra europea se libra, entre otros lugares, en Grecia. Allí el exigente y torturado general Nikolas Pherides ha lograda una importante victoria, lo que no le impide empujar a uno de sus hombres al suicidio por lo que considera un comportamiento deshonroso. Poco después, en compañía de un periodista americano, visita una isla cercana donde está enterrada su esposa. Ambos deberán permanecer forzosamente en la isla con los habitantes de una casa, debido a una plaga de septicemia. Allí se desatan miedos atávicos -la siniestra Kyra atribuye la enfermedad a la vorvolaka. siguiendo supersticiones locales-, que empujan a plegarias paganas, o a oraciones más sencillas, o a buscar una mirada puramente racional sl problema. La obligada convivencia aumenta progresivamente la tensión de las relaciones entre unos y otros.





Comentario:

Pocos discutirán la excelencia de las colaboraciones de Jacques Tourneur & Val Lewton para RKO, que se distinguen en su estética, comparable a las películas independientes de Terence Fisher para Hammer (o las películas independientes de James Whale para Universal).





Val Lewton recibió instrucciones de crear películas de terror de bajo presupuesto para competir con la gran cantidad de Monster Movies de Universal en ese momento. Lewton creó películas sutiles, provocativas y de buen gusto que llegaron a ser muy influyentes en el género de terror. Cuando Karloff subió a bordo de tres de estas películas (Isle of the Dead, The Body Snatcher y Bedlam), los dos hombres encontraron espíritus afines entre sí y esta unión produjo tres películas muy efectivas.




Cuando le dijeron a Val Lewton que Boris Karloff había firmado un contrato de tres películas con RKO y que tenía que usar al actor, Lewton inicialmente no estaba muy contento. Karloff había sido firmado por Jack Gross, quien al igual que Karloff, venía al estudio desde Universal. Según el director Mark Robson, que dirigiría a Karloff en dos películas, la idea de horror de Gross y Universal era: "Un hombre lobo persiguiendo a una chica en camisón hasta un árbol".




Lewton temía que las cabezas de RKO lo obligarían a producir películas de una calaña similar, ya que suponía que Karloff compartiría su visión de las películas de terror, y no le permitirían la libertad que había tenido con sus producciones anteriores: una serie de elegantes y sutiles y bellas imágenes que incluyen Cat People, I Walked with a Zombie y The Leopard Man. A pesar de los títulos horteras, estas películas se encuentran entre las más efectivas y poéticas del género. Lewton y sus cineastas prefirieron sugerir el terror, en lugar de mostrarlo directamente. Esto no solo se debió a restricciones presupuestarias, sino también a la visión literaria e intelectual de Lewton sobre el tema: nada podría ser más aterrador que las imágenes oscuras conjuradas por la imaginación humana. Sus películas actúan como desencadenantes de la imaginación y, por lo tanto, son realmente inquietante experiencias. Lewton expuso todos los pasos necesarios y permitió que las mentes de su público hicieran el trabajo.




Karloff acababa de terminar una larga temporada en Broadway actuando en Arsenic and Old Lace. Se había cansado de los guiones monótonos y de mala calidad que le ofrecían. Quería algo en lo que hundir los dientes, algo sustancial. Una vez que terminó su carrera con Arsenic y Old Lace volvió a inscribirse en Universal, solo para darse cuenta de que estaban haciendo lo mismo dentro del género, algo que llegó a despreciar.




Terminando su contrato de 13 semanas, Jack Gross lo persuadió para que se registrara con RKO. Gross se dio cuenta de que el estudio se beneficiaría del poder de la estrella de Karloff. El 18 de mayo de 1944, Karloff firmó el contrato y fue presentado de inmediato a Val Lewton. A pesar de la inquietud inicial de Lewton, los dos hombres se dieron cuenta inmediatamente de su afinidad. Ambos eran caballeros letrados, leídos y profundos que descubrieron que compartían ideas similares sobre Horror: Karloff se refirió a sus películas como imágenes de "Terror", reafirmando su creencia de que las películas de terror deberían provocar sentimientos de miedo o ansiedad intensos, y no repulsión. - como la palabra "horror" implicaría. Los dos hombres instintivamente sabían que trabajarían bien juntos. Confiando en que Karloff compartiera su visión, Lewton se dedicó a crear la primera película en la que colaborarían: "La Isla de la muerte".




La película fue inspirada por la pintura expresiva de Arnold Bocklin del mismo nombre. Mark Robson sabe crear la atmósfera adecuada para la historia, con los debates clásicos fe/razón, y un dibujo adecuado de personajes, sobre todo los siniestros. Ideas como el miedo a ser enterrada viva de la señora St. Aubyn, o las dudas de la joven Thea acerca de la vorvolaka, se revelan muy eficaces.


Trailer: 




Calificación: 4 de 6.